CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

¿Cómo crear una base de datos para enviar email marketing?

BÚSQUEDA...

¿Cómo crear una base de datos para enviar email marketing?

Todo lo que necesitas saber para crear una base de datos eficiente, transparente y que te ayude a tener éxito en la promoción de tus productos o servicios

El email marketing es una estrategia que puede generar excelentes resultados cuando se utiliza de forma correcta y bien planificada. Sin embargo, lo que muchos no saben es que, además de considerar la calidad y la frecuencia del contenido que será enviado, también es necesario ser muy ético al trabajar con ese tipo de correo electrónico (y, principalmente, ¡hacerlo sin violar ningún tipo de ley!).

Por eso, en este post te voy a mostrar todo lo que necesitas saber para crear una base de datos eficiente, transparente y que, de hecho, te ayude a tener éxito en la promoción de tus productos o servicios. Sin embargo, ¡ojo!: ya te adelanto que tu lista de contactos no va a caer del cielo, ¿ok? Tendrás que trabajar de verdad para conseguir una buena base, pero te aseguro que si lo haces todo bien tu esfuerzo valdrá muchísimo la pena.

Vamos a ver todo con detalles para que no quede ninguna duda al final de este post. ¡Sigue leyendo!

Índice
¿Qué es e-mail marketing?¿Qué es una base de datos?¿Se puede comprar una base de datos lista?¿Cómo crear tu propia base de datos de emails?Consejos finales

1. ¿Qué es e-mail marketing?

Antes de empezar con nuestros consejos, es muy importante dejar claro qué es el email marketing.

El email marketing es una estrategia de marketing directo que se basa en el envío de correos electrónicos a clientes o potenciales clientes, con el objetivo de promocionar tu marca, productos o servicios y mantener una relación activa y cercana junto a tu público objetivo.

Seguramente ya has recibido, hoy mismo, muchos emails de ese tipo en tu bandeja de entrada. Te invito a hacer un ejercicio súper práctico y que te va a ayudar a entender mejor de lo que estoy hablando:

Ingresa a tu correo personal, mira los mensajes que has recibido en los últimos días e intenta identificar cuáles son emails marketing (es decir, cuáles contenidos fueron enviados por empresas, marcas o personas con algún objetivo comercial, aunque no estén directamente relacionados a la venta de un producto o servicio).

Échale un vistazo a esos correos, observa qué tipo de título ponen en el mensaje, qué lenguaje usan, cómo es el layout del email, qué tipo de imágenes utilizan, cuál es su objetivo, qué call to action usan, qué te llamó más la atención en cada uno, etc. Eso te ayudará a entender mejor cómo funciona ese tipo de estrategia y qué técnicas puedes utilizar cuando seas el remitente y no el destinatario.    

Volviendo un poco a la definición que te propuse, ¿has notado que mencioné el “marketing directo”? Si no sabes qué es eso, ¡tranquilo! Te lo explico:

¿Qué es marketing directo?

El marketing directo es un tipo de marketing que tiene 3 características fundamentales:

  • Se direcciona a un destinatario específico.
  • Presenta contenidos segmentados y direccionados.
  • Es posible medir sus resultados.

¿Vamos con un ejemplo? Imagínate que eres un infoproductor y vendes cursos de inglés por Internet. Tienes 3 tipos de curso distintos: uno para principiantes, otro para alumnos de nivel intermedio y otro para alumnos de nivel avanzado.

Ahora imagínate que una de las personas en tu base de datos es Cristina, una estudiante universitaria que tiene inglés avanzado y desea perfeccionar sus conocimientos para participar de un programa de intercambio estudiantil.

Si Cristina recibe un email tuyo, estará recibiendo un contacto directo, enviado a su bandeja de entrada. Es decir, el contenido será direccionado directamente a ella y no vehiculado en un medio de comunicación “genérico” (como la televisión, un periódico o un cartel publicitario).

En el caso de esos medios tradicionales, no hay una persona específica a la que se envía el mensaje: cualquiera que prenda su televisión al momento que se vehicula la propaganda, cualquiera que abra el periódico en la página del anuncio o cualquiera que pase por una calle donde hay un cartel publicitario leerá el mensaje, aunque no tenga nada que ver con su perfil o sus intereses. ¿Notas la diferencia?

Pues bien… Además de que el mensaje será enviado directamente a Cristina, su contenido será segmentado y direccionado específicamente a ella. O sea, si tienes el dato de que Cristina ya tiene inglés avanzado, obviamente no le enviarás un mensaje hablando sobre tu curso de inglés para iniciantes, ¿verdad?

El hecho de que puedas enviar tu contenido directamente a una persona te permite personalizar lo que vas a decir, y eso significa que puedes tener un éxito mucho mayor en comparación a un texto redactado o a un vídeo grabado para un público genérico o demasiado heterogéneo.

Ahora voy a abrir un pequeño paréntesis antes de seguir. Puede ser que te estés preguntando: “pero, ¿cómo saber que Cristina tiene un nivel de inglés avanzado?”. Es posible hacerlo y dentro de poco ya te voy a contar cómo. Sé que estás curioso, pero no te preocupes con eso por ahora.

El último punto relacionado al marketing directo es la capacidad que existe de medir los resultados. Si pones una propaganda en una revista, por ejemplo, ¿cómo vas a saber cuántas personas leyeron tu mensaje? Es totalmente imposible tener esa información, porque aunque sepas cuánta gente compró la revista (algo que ya es bastante complicado), jamás sabrás quien abrió la página en que está tu contenido. Lo mismo ocurre con un cartel: nunca podrás saber cuántas personas pasaron caminando en frente a tu anuncio.

Sin embargo, el marketing directo es totalmente diferente: cuando mandas un correo electrónico utilizando un buen sistema de envío de emails sabes exactamente quién abrió tu mensaje y cuándo lo hizo. Además, puedes saber si la persona hizo clic en algún enlace que hayas incluido en tu mensaje. Todo eso te permite medir tus resultados y elaborar estrategias de acuerdo a las acciones de tus destinatarios.

2. ¿Qué es una base de datos?

Ahora que sabes qué es el email marketing, también es bueno aclarar qué es una base de datos. Imagínate que eres dueño de un supermercado y tienes un depósito donde guardas los alimentos que comercializas. Para que encuentres los productos al momento de colocarlos en las góndolas, es necesario que estén muy bien organizados de acuerdo con sus características (galletas dulces, galletas saladas, pastas, salsas, frutas, carnes, quesos, postres, etc.).

Sin embargo, si esas mercaderías están desorganizadas (cada una en un lugar, todas mezcladas y sin ningún tipo de clasificación), es muy probable que te vuelvas loco cada vez que necesites buscar un producto en tu depósito.    

La base de datos (también conocida como BBDD) es como si fuera el depósito, y las informaciones de tus clientes o potenciales clientes es como si fueran los alimentos, que deben estar siempre muy bien almacenados y organizados para que, al momento de encontrarlos, puedas hacerlo fácilmente.  

¿Qué informaciones debes tener en tu base de datos?

Las informaciones que almacenas en tu BBDD dependen de tu nicho de mercado y de tu negocio. Por ejemplo, si tienes cursos online de inglés para distintos niveles, saber cuál es el nivel de conocimiento de cada contacto de tu base es importante, para que puedas ofrecerles contenidos de acuerdo a su perfil.

En ese caso del curso de inglés, saber el género de tus leads no es algo muy importante. Pero si ofreces un programa fitness de alimentación y ejercicios físicos, por ejemplo, esa información será muy estratégica, porque los contenidos pueden ser muy diferentes para hombres y para mujeres, que tienen distintos tipos de metabolismos.

La única información obligatoria que debes tener para crear tu base de datos es la dirección de correo electrónico de tu lead. Pero, claro: mientras más informaciones tengas, mejores contenidos podrás enviar, porque serán mucho más personalizados (¡y tendrán más probabilidades de éxito!).  

Nombre, edad, género, profesión, nacionalidad y número de teléfono son algunas de las informaciones que pueden ser interesantes para tu negocio. Además, otros datos más específicos (como en el caso del nivel de inglés) pueden ser muy útiles de acuerdo a cada nicho de mercado.

Eso sí: cuidado para no colocar informaciones en exceso, que son más difíciles de conseguir y, también, de controlar. Generalmente, 3 o 4 datos son suficientes para enviar emails segmentados a tus leads.

Más abajo te voy a mostrar algunas ideas para conseguir esos datos, pero ya te adelanto que, para hacerlo, deberás crear formularios e incluir las informaciones que sean más estratégicas para tu negocio. Ese formulario puede tener solo un espacio para completar o varios.

¿Dónde debes almacenar las informaciones?

Las informaciones de tus leads deben ser almacenadas en algún lugar donde estén seguras y muy bien organizadas. Para empezar, puedes poner los datos en un Google Sheets, por ejemplo.

Sin embargo, lo ideal es que almacenes las informaciones directamente en la herramienta de envíos de email que utilizas; las principales del mercado tienen un espacio específico para que pongas los datos y crees tu lista de contactos. Tener el BBDD integrado a la herramienta puede facilitar muchísimo tu trabajo al momento de enviar emails marketing.

Si usas MailChimp, por ejemplo, tienes muchísimas opciones para crear tu lista; puedes importar contactos, añadir suscriptores de manera manual, crear formularios de suscripción, segmentar tus listas y mucho más. Mira, por ejemplo, una pantalla de la herramienta para añadir a un suscriptor:

Base de datos - Ejemplo de MailChimp

[Fíjate que en ese caso una información importante es el sabor de helado preferido de la persona; ¡podría ser útil para alguien que tiene una heladería!].

3. ¿Se puede comprar una base de datos lista?

Si escribes en Google “comprar base de datos de email” verás que aparecerán muchas opciones. Ahora mismo, al momento de escribir este texto, hice la prueba y encontré varios ejemplos. Seleccioné algunos solo para que veas que no te estoy mintiendo:

Base de datos - ejemplos de empresas que venden listas de contactos

Al principio, puede parecer una muy buena idea comprar una lista de esas que ya están creadas, ¿verdad? Pero ¡no te dejes engañar! Existen muchas (muchísimas) razones por las cuales NO DEBES COMPRAR UNA BASE DE DATOS (en negrita y mayúscula). Ahora te explico por qué.

¿Por qué no debes comprar una base de datos nunca?

Como he mencionado, si quieres tener éxito en tu estrategia de marketing no te recomiendo, de ninguna manera, que compres una base de datos lista. Mira las principales razones:

Porque eso afecta tu reputación

Imagínate que recibes en tu bandeja de entrada un email de una marca o empresa que no conoces. Nunca has visto su página, no sabes de qué se trata, no sabes si es confiable… y lo peor de todo: nunca has autorizado a que te envíe un mensaje. ¿Abrirías el email? Probablemente no, ¿verdad? Mucho menos si no necesitas el producto o servicio que está ofreciendo.

Cada vez que recibas un mensaje de esa marca, principalmente si ocurre con frecuencia, lo pondrás en tu bandeja de basura (el famoso “trash”). Y, después de un tiempo, probablemente estarás muy enfadado con el montón de contenidos no deseados que recibes de esa empresa. Incluso, puede ser que los denuncies como spam. En resumen: la reputación del remitente estará completamente afectada y será muy difícil que llegues a comprarle algo.

Ahora imagínate que te interesa la gastronomía sin gluten y has encontrado un blog que habla sobre ese tema. Lees algunos materiales, miras algunos vídeos y, después, te registras para recibir un ebook gratuito con recetas para Navidad. Al hacer el download, recibes un pedido de autorización para entrar en la lista de mailing del blog y recibir noticias y novedades. Como es algo que te interesa, aceptas.

Si después recibes un correo electrónico de ese blog contándote que han publicando un vídeo con 10 recetas sin gluten para las Pascuas, es muy probable que abras el mensaje y accedas al contenido, ¿no es cierto? Primero porque el tema te interesa, segundo porque ya conoces al blog, y tercero porque has autorizado a que te envíen este mensaje.

En el primer ejemplo, la marca compró una base de datos, lo que genera un marketing invasivo, poco eficaz y que afecta la reputación del remitente. En el segundo ejemplo, la marca construyó su propia lista de contactos, lo que garantiza una buena relación con su público y una estrategia mucho más exitosa. ¿Notas la diferencia?

Porque puedes convertirte en spam

Como mencionamos en el punto anterior, cuando compras una base de datos es muy común que los destinatarios marquen tu correo como “spam”, porque no eligieron recibir tus contenidos y no les interesa leer tu mensaje (¡por más original e interesante que sea!).

Además, cuando compras una base de datos es muy probable que varios de los contactos estén desactualizados, sean inválidos y no existan más. Eso también puede hacer con que te transformes en spam, lo que perjudica a tu marca y te pone en una especie de “lista negra” de correos electrónicos.

También existe otro punto: la mayoría de las herramientas de envío de email, como MailChimp, Aweber y GetResponse saben muy bien cuando estás haciendo algo que no está bien y pueden darte un alerta cuando intentes enviar correos a una lista comprada.

Porque es ilegal

En la mayoría de los países existen leyes relativas al comercio electrónico y a la publicidad que dejan muy claro que, para enviar correos electrónicos, tu destinatario debe haber dado su autorización para recibir tus mensajes. Es decir, el destinatario debe consentir con esa estrategia.

Por ejemplo, de acuerdo a la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico: “Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas”.

En esta resolución de la Agencia Española de Protección de Datos, por ejemplo, se impuso una multa de 3.300 euros por envío inadecuado de comunicaciones comerciales por correo electrónico. Por eso, ¡cuidado!

4. ¿Cómo crear tu propia base de datos de emails?

Como hemos visto, para que tu estrategia de email marketing sea realmente efectiva es indispensable crear tu propia base de datos de emails. Y ahora llega el momento de entregarte lo que te prometí en el título de este texto.

Vas a ver que es posible crear una lista ética, que no te hará caer en la bandeja de spam y que te generará excelentes resultados. Veamos algunas ideas:

A. Ofrece materiales gratuitos

Una estrategia que se usa mucho y que funciona muy bien es ofrecer materiales gratuitos en tu página web o en tu blog. Seguramente ya has visto algún sitio que lo hace (e incluso es muy probable que hayas hecho el download de algún archivo de ese tipo).

¿Te acuerdas del ejemplo que mencioné más arriba sobre el ebook de recetas navideñas sin gluten? Cuando ofreces un material con contenido interesante, que sea útil y que añada valor a tu audiencia, estrechas la relación con tus potenciales clientes y generas confianza.

Para hacer el download, la persona debe dejar sus datos, como nombre y dirección de email. O sea, estamos hablando de un intercambio de alto valor: entregas un contenido que la persona necesita o desea a cambio de un dato para incluir en tu lista. Pero, ¡ojo! Estate seguro de dejar muy claro que, al dejar sus informaciones, la persona recibirá correos tuyos.

Mira este ejemplo que saqué del blog de Vilma Núñez. Ella ofrece un ebook gratuito (Cómo crear un Plan de Marketing desde cero) y, para eso, debes informar tu nombre y tu correo. Al final, una información muy importante: “Al descargar la plantilla te estás suscribiendo a mi newsletter a través del cual recibirás contenido gratuito y premium”.

Base de datos - Ejemplo de ebook de Vilma Núñez

¿Y qué tipos de contenidos puedes ofrecer? Aquí te muestro algunas ideas:

Si te ha gustado la idea, te sugiero que veas este post con un tutorial completo para hacer un ebook. También te dejo un vídeo en el que te doy algunos consejos:

B. Crea una newsletter

Esta opción es un poco semejante a la anterior, pero en lugar de ofrecer un material descargable vas a invitar a la persona a suscribirse a tu newsletter para recibir todos los contenidos de tu blog y estar siempre informado sobre las últimas novedades.

Aquí en el blog de Hotmart enviamos todas las semanas un email a nuestros suscriptores con sugerencias de posts de nuestro blog. Mira un ejemplo:

Base de datos - ejemplo de newsletter de Hotmart

Importante: Si vas a utilizar esos contactos para enviar email marketing, asegúrate de insertar un mensaje, cuando la persona deje su dirección, informando que al dejar su correo estará autorizando a que envíes diferentes contenidos en su bandeja de entrada.

C. Realiza promociones

Otra idea para conseguir que tus potenciales clientes informen su dirección de correo electrónico es hacer promociones en tu página.

Por ejemplo: si tienes un blog de música clásica y vendes un curso online que enseña a tocar el violín para principiantes, puedes sortear una suscripción gratuita entre tus lectores. Para participar, ellos deben informar su nombre y su email (y también otras informaciones, si crees que son necesarias).

Nuevamente, acuérdate de dejar muy claro que al poner sus datos la persona te autoriza a enviar mensajes a esa dirección.

D. Pídele el email a tus compradores

Alguien que ya es tu cliente y está satisfecho con los resultados probablemente estará dispuesto a comprar otro producto o servicio tuyo. Por eso, enviar email marketing a ese tipo de persona es una excelente estrategia.

Cuando tu cliente esté realizando una compra, asegúrate de pedirle su dirección de email. Y, claro, informa que enviarás correos electrónicos a su bandeja de entrada (sí, sé que ya lo he dicho antes, pero vale la pena mencionarlo varias veces).

E. Realiza encuestas de satisfacción

Esta es una buenísima opción, principalmente para negocios físicos. Realizar encuestas de satisfacción con clientes es una estrategia utilizada con éxito por grandes empresas, como el restaurante Outback y la tienda de ropas Gap.

Después de que el cliente hace una compra, lo invitas a responder una encuesta de satisfacción online, en la cual contará su experiencia y te ayudará a mejorar tu servicio. Al momento de poner sus respuestas, deberá completar el formulario también con su correo electrónico.

A cambio, ofrecerás alguna ventaja, como un descuento en la próxima compra o un regalo gratuito (un plato, una prenda de vestir, una suscripción a un curso online, un ebook, o cualquier otro artículo que sea interesante a tu público).  

Pero no te olvides de explicitar que al dejar su contacto la persona te autoriza a enviarle mensajes. :)

5. Consejos finales

Espero que te hayan gustado los consejos para crear una base de datos y enviar email marketing a contactos que realmente están interesados en tus productos o servicios. Antes de terminar, quiero darte algunos consejos finales:

  • Al enviar tus contenidos, asegúrate de incluir una opción para que las personas que no desean más recibir tus correos electrónicos sean borradas de tu lista.
  • Cuidado para no enviar demasiados contenidos, porque puedes transformarte en spam. ¡1 o 2 emails por semana son suficientes!
  • En lugar de enfocarte en hacer publicidad, enfócate en ofrecer contenidos de calidad, que traerán resultados mucho mejores.

Si te ha gustado este texto y quieres más consejos, mira nuestra Guía Completa para vender por Internet. Y si tienes alguna duda, déjala aquí en los comentarios, ¿ok? ¡Hasta pronto!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables