CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cómo establecer metas para tu negocio

BÚSQUEDA...

Cómo establecer metas para tu negocio

¿Todavía no sabes dónde quieres llegar con tu producto digital? Conoce nuestros consejos y aprende a establecer las metas correctas para tu negocio.

Saber establecer metas y tener un objetivo alcanzable es el inicio de un camino de éxito tanto personal como profesional. Eso se debe, en suma, a que cuando tenemos una meta definida es más fácil notar cuáles son las acciones que debemos tomar para alcanzar lo que queremos.

Es por eso que, al comenzar un negocio, sea digital o físico, necesitas tener idea de lo que pretendes alcanzar con tu emprendimiento:

¿A dónde quieres llegar con tu negocio? ¿En cuánto tiempo?

Seguramente ya te has hecho una de estas preguntas o incluso ambas, en algún momento de tu vida como emprendedor.

Sin importar si acabas de comenzar o estás en el mercado desde hace varios años, créeme: tienes que fijar metas a corto, mediano y largo plazo para tu negocio.

Sólo entonces tendrás la información necesaria para mejorar tus procesos y con ello maximizar tu ROI (Retorno de la Inversión).

Por supuesto que el establecimiento de metas no es una tarea fácil y demanda mucha investigación y dirección, sobre todo si incursionaste en el mercado como emprendedor ahora. ¡Pero no te desesperes!

¡Si no has fijado tus metas aún, estás en el lugar correcto!

Sigue leyendo este post para saber algunos consejos sobre cómo hacerlo.

Entiende tu negocio

Entender tu negocio es la clave para lograr establecer metas alcanzables.

Está claro que resulta mucho más fácil medir lo que está bien y lo que todavía puede mejorar después de haber iniciado tu recorrido, porque tendrás números para comparar. Sin embargo, desde el inicio ya puedes definir algunos objetivos.

En todo caso, pensemos en los aspectos que más impactan en tu negocio:

  • Gastos previstos, como marketing, lugar (si montas una oficina fuera de casa), empleado, stock (en el caso de un e-commerce, por ejemplo), etc.;
  • Técnicas necesarias para la obtención de clientes;
  • Divulgación en línea, como anuncios en Google;
  • Creación de blog y sitio web

En verdad, tienes que conocer tu negocio para luego pensar a dónde quieres llegar.

Entiende lo que puedes mejorar

Incluso antes de establecer tus objetivos, necesitas saber en qué áreas necesitas mejorar.

Aun cuando tengas una idea de los aspectos que afectan a tu negocio, tómate un tiempo para hacer un análisis de tu página de ventas y de tu estrategia de difusión.

Te presentamos una lista de algunas herramientas que te pueden ayudar en esta tarea:

  • Análisis SWOT o FODA (Fuerzas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) – Sirve para identificar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tu empresa.
  • Benchmarking – Efectúa una búsqueda de lo que las empresas de tu nicho están haciendo. Eso puede ayudarte a identificar oportunidades de mejora en tu negocio. Los buscadores son tus mayores aliados para realizar esas búsquedas (hablaremos un poco más sobre benchmarking todavía en este texto).
  • Encuesta de mercado: además de analizar a la competencia, debes estar al tanto de las tendencias de tu mercado para saber cómo servir mejor a los intereses de tu buyer persona. Una buena manera de hacerlo es mediante la realización de encuestas de satisfacción con tus usuarios.

Traza tus objetivos

Cuando vayas a definir tus metas es necesario que te centres en el destino al que deseas ir, no en los medios para alcanzarlas.

  1. Objetivo (lo que se quiere lograr)
  2. Qué acciones llevarás a cabo para alcanzar tu objetivo
  3. Beneficio financiero esperado

Algunas empresas del Silicon Valley, como Google, por ejemplo, utilizan el modelo OKR (Objetivos y Resultados Clave, en español):

  1. Objetivo (resultado que esperas lograr con las acciones): generalmente es cualitativa y de motivación.
  2. Resultados Clave: conjunto de dos a cinco indicadores que demuestren que estás llegando a tu meta.

Imagínate un productor digital cuyo objetivo es aumentar las tasas de conversión de su negocio durante los fines de semana. Él puede definir como resultados clave:

  • Aumentar el tráfico en su página de viernes a domingo
  • Reducir la tasa de abandono del carrito
  • Aumentar la interacción con los posts los fines de semana

 No te aferres a los resultados financieros

Cuando hablamos de metas, lo primero que viene a nuestra mente es la rentabilidad financiera, ¿verdad?

Pero en el caso de los productos digitales hay muchas variables que influyen en el éxito del negocio.

Si quieres que más personas conozcan tu marca, aumentar el número de LIKES en tu página de fans o el número de suscriptores en tu página también son objetivos importantes.

No porque el lead no compró tu producto de inmediato tienes que pensar que has perdido esa conversión.

Una vez que integra tu base de emails, tienes más tiempo para construir una relación con esos clientes potenciales a fin de convencerlos de los beneficios de tu oferta.

Y puedes hacerlo de varias maneras, incluso mediante la entrega de contenido de calidad y teniendo una buena estrategia de email marketing.

Recuerda: tu meta es brindarle al usuario la mejor experiencia posible y, como resultado, aumentar tu ROI.

Puede ser que al principio no ganes mucho dinero con tu emprendimiento. Pero si inviertes en la mejora continua de los procesos, con el tiempo la rentabilidad financiera vendrá, y vendrá de una manera sostenible.

Aprende a establecer metas reales

Al establecer metas para tu negocio recuerda hacer estas tres preguntas:

  • ¿El crecimiento es posible dentro del tiempo que he estipulado?
  • ¿Hay un mercado para lograrlo?
  • ¿Mi página está preparada para recibir tantos accesos?

Si tu respuesta es “no” o “quizá” a cualquiera de estas preguntas, revisa tus metas, dado que pueden (¡y deben!) ser audaces, pero es importante que sigan la curva de madurez de tu negocio.

Un emprendimiento maduro es aquel que, además de ser autoridad en su nicho, logra entender el mercado y utiliza todas las informaciones adquiridas en sus investigaciones de su área de actividad para crecer interna y externamente.

Por eso la curva de madurez de tu negocio no depende del tiempo de vida de tu empresa, de tu beneficio y de la cantidad de clientes que tienes, sino de cuánto logra destacarse en el mercado, aprender con cada nuevo desafío y cambiar de acuerdo con lo que sea necesario para crecer y prosperar.

Después de entender en qué etapa está tu negocio, necesitas pensar en objetivos que logras alcanzar en dicho momento.

Definir metas inalcanzables sólo servirá para que pierdas la motivación cuando no logras superarlas, al paso que las metas demasiado modestas pueden situarte en una zona de comodidad y no dejarte ver el potencial de crecimiento de tu producto.

Para averiguar en qué etapa está tu negocio tienes que estar al tanto de todos sus “números”, desde la primera venta hasta el momento.

Los Productores y Afiliados que usan Hotmart como plataforma de ventas tienen acceso a un informe de ventasmuy completo, con todas las informaciones relacionadas al saldo, como los ingresos generados por día o mes.

En este informe también se puede averiguar qué forma de pago se ha utilizado en cada venta.

Metas reales vs. Metas inalcanzables

¿Tienes dudas si tu meta es posible o no?

El método que te mostramos ahora puede ayudarte a ser más asertivo en este proceso: se trata de las metas SMART.

Básicamente, este método clasifica a la meta como específica, medible, alcanzable, relevante y temporal.

Específica: ¿La meta pone en claro lo que quieres lograr?

Medible: ¿Serás capaz de medir si tu objetivo se ha alcanzado?

Alcanzable: ¿Tienes los recursos necesarios para poner en práctica tu idea?

Relevante: ¿Este objetivo aportará al crecimiento de mi negocio?

Temporal: ¿El plazo que tengo es suficiente para generar los resultados que necesito?

Ejemplo

Objetivo general:  Quiero aumentar la tasa de conversión de mi curso online el próximo mes.

Específico: Quiero atraer al menos a veinte nuevos usuarios.    

Medible: Mediré mi progreso por la cantidad de accesos a la plataforma donde se encuentra alojado mi curso.   

Alcanzable: Tengo dinero disponible para crear anuncios referentes a mi curso.

Relevante: Atraer a nuevos clientes ayudará a popularizar mi producto.

Temporal: Voy a aumentar mi estrategia de difusión en las próximas dos semanas.

¿Has definido tus metas? A continuación te presentamos una lista de lo que debes documentar de tu meta:

Plazo: incluye una fecha de inicio y otra de finalización para alcanzar tu objetivo

Acciones:  describe las acciones que pondrás en práctica

Recursos: detalla tu presupuesto y lo demás que necesitas para poner tu idea en práctica.

Aprende con tus experiencias

Evidentemente, el establecimiento de metas no resulta suficiente, porque es necesario que supervises el rendimiento de cada acción implementada.

Sólo entonces puedes concluir si el cambio promovido dio algún resultado, o si tu acción está perjudicando a tu negocio. (¡Por eso es tan importante mantener los procesos bien documentados!).

Si no logras obtener los resultados esperados, ¡no te desesperes! En el caso de los objetivos a largo plazo, tendrás tiempo para revisar tus estrategias y encontrar nuevas direcciones dentro de tu propio plan de negocios.

En suma:

  • Fija metas desafiantes, pero que se puedan lograr.
  • Evalúa constantemente las metas fijadas y cambia tu estrategia según sea necesario.
  • Las metas deben tener un cierto tiempo preestablecido para comenzar y terminar.
  • Es importante que las metas tengan en mente la experiencia del usuario, el número de clientes potenciales conquistados y no sólo la rentabilidad financiera.
  • Documenta tu progreso… y tus fracasos también.

Ten un buen plan de negocios 

Si tienes un negocio digital desde hace tiempo es muy probable que hayas pasado por esta etapa. ¡Si tienes la intención de empezar ahora, entonces el primer paso es crear un plan de negocios!

Pero… ¿qué es un plan de negocios?

Ni más ni menos, un plan de negocios es un documento organizado y escrito que te ayudará a entender mejor a tu mercado, tu producto y las acciones que tienes que tomar como emprendedor. De esa manera podrás organizar tus ideas y, consecuentemente, tener una orientación más palpable del camino que debes tomar para alcanzar tus metas.

Para crear tu plan de negocio necesitas:

  1. Analizar tu mercado y competidores: en esta etapa necesitas definir a quién le hablarás, o sea, quiénes serán tus clientes y de qué hablarás;
  2. Entender la razón entre calidad y coste-beneficio de tu producto: con el público objetivo en las manos, intenta observar si tu producto será bien recibido en el mercado, que ya puede tener algo parecido a lo que quieres ofrecer;
  3. Elaborar el plan operativo y financiero: piensa en cómo tu negocio será estructurado, si es en casa o si vas a alquilar una oficina. Además, haz una estimación de tus inversiones iniciales.

Por supuesto que puedes y debes poner más informaciones en tu plan de negocios. Sin embargo, con estos tres puntos definidos ya puedes a empezar a pensar mejor en tus acciones para la mejora de tu emprendimiento.

Además, un plan de negocios bien fundamentado es una herramienta esencial para que puedas alcanzar tus objetivos a largo plazo dado que:

  • Demuestra que te tomas en serio tu emprendimiento;
  • Ayuda a vender tu idea a inversores potenciales si deseas ampliar el alcance de tu empresa en el futuro;
  • Es un parámetro para que sepas si estás obteniendo los resultados esperados.

Trazar un plan de negocios te ayudará no sólo a establecer tus objetivos, sino a identificar las mejores estrategias para alcanzarlos. Esto significa que vas a poder enfocar tu energía y recursos en lo que realmente necesitas hacer, en lugar de desperdiciar esfuerzos en acciones que no producirán resultados para tu negocio.

Analiza tu rendimiento a largo plazo

El análisis de tendencias es el proceso de comparación de datos en el tiempo con el fin de identificar cualesquier resultados consistentes.

A través de este análisis es posible entender los principales KPI (indicadores clave de rendimiento, en español) de tu negocio, y “predecir” qué acciones pueden ayudarte a conseguir los mejores resultados.

Abocarte al análisis de tus resultados será de suma importancia porque te permitirá tener insights que te ayudarán a mejorar el rendimiento de las ventas de forma permanente, además de:

  • Identificar las áreas donde lo estás haciendo bien, o las estrategias que se pueden replicar.
  • Detectar los puntos que deben ser optimizados.
  • Proporcionar información clave para la toma de decisiones.

Haz benchmarking siempre que sea posible

El benchmarking es una manera de comparar tu rendimiento con los productores o afiliados que operan en el mismo nicho que el tuyo.

Cuando se hace bien, te da una visión clara de lo que debes mejorar en tu negocio para aumentar la tasa de conversión.

Supongamos que has accedido al sitio de una empresa líder en el segmento en el que operas, ¿qué puedes ver?

Céntrate en el tipo de contenido que ellos producen, el tipo de imagen que utilizan y la forma en que describen el propio producto/solución.

Aquí, en el blog, ya hicimos un post sobre lo que una buena página de ventasdebe contener. ¡Es un buen punto de partida para que puedas evaluar a tu competencia!

Al hacer benchmarking puedes descubrir que:

Una vez que entiendas dónde pueden hacerse mejoras, ya estarás listo para desarrollar un plan de acción a fin de que los cambios tengan efecto.

Pero ¡ojo! Hacer benchmarking no significa copiar lo que hacen los demás, sino entender qué estrategias funcionan mejor para tu mercado y luego adaptarlas a tu negocio.

¿Este texto ha sido útil para ti? Dinos tus dudas y sugerencias en los comentarios.

Este post fue originalmente escrito en febrero de 2017 y actualizado para contener informaciones más completas y precisas.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables