CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

¿Cómo ser un buen vendedor? ¡17 consejos!

BÚSQUEDA...

¿Cómo ser un buen vendedor? ¡17 consejos!

¡17 consejos para aumentar tus comisiones!

Quien toma la decisión de comercializar productos y servicios necesita estar atento a una serie de detalles para tener una buena facturación al final del mes. Si deseas trabajar en una tienda física, en un ecommerce o con la venta de productos digitales, ¡debes saber cómo ser un buen vendedor!

En general, más que tener buenos productos en las manos, es importante transmitir una imagen de credibilidad y confianza que te permita conquistar clientes y lograr que  compren lo que estás ofreciendo.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, ser un buen vendedor no es algo inherente al emprendedor, sino una habilidad que puede ser aprendida en el día a día.

Es claro que ciertos perfiles tendrán más facilidad para tratar con clientes, pero con estudio y dedicación es posible llegar a ser más persuasivo en la argumentación y conducir al cliente hasta la decisión de compra.

¿Trabajas con el comercio de productos o servicios y quieres saber cómo persuadir a tus clientes?

En el post de hoy te vamos a dar algunos consejos completos sobre cómo ser un buen vendedor y aumentar tu facturación.

¿Empezamos?

1. Selecciona tu área de actuación

El primer paso para aprender cómo ser un buen vendedor debe ser la elección del nicho de mercado en el que actuarás, pues tu argumento variará según el público que atiendas y la complejidad de tu oferta.

Nada impide que vendas más de un producto o servicio. Sin embargo, cuanto más segmentado sea tu nicho, más facilidad tendrás para elaborar estrategias asertivas de comunicación.

Al delimitar solo un área o áreas diferentes pero relacionadas, puedes especializarte en ese ramo, conocer profundamente las necesidades de las personas que pretendes alcanzar y con las que quieres trabajar para ofrecerles siempre la mejor solución.

Además, un área de actuación más segmentada tiene menos competidores y puede ser tu oportunidad de diferenciarte de otras empresas y atraer a más clientes.

2. Estudia tu nicho

Después de delimitar el público hacia el que dirigirás tus productos, es hora de estudiar todo sobre él.

Dedícate constantemente a estar siempre actualizado y convertirte en un experto en tu nicho de mercado. Cuanto más sepas sobre el área, el público y tus competidores, más posibilidades tendrás para mejorar tu rendimiento y sobresalir como vendedor.

Estudiar tu nicho te permitirá también tener acceso a todas las novedades en el área, pudiendo aplicarlas en tu negocio y destacarte frente a la competencia.

3. Conoce tu producto

Parece obvio, pero vale la pena enfatizarlo. Es necesario que conozcas tu producto por completo, para que puedas transmitirle a tus clientes toda la información al respecto.

Hablar de una película solo por lo que viste en el trailer no es tan confiable como discutirla después de haber visto todo el contenido, ¿no es así?

¡Con los productos que vendes, la idea es la misma!

Para que las personas tengan una buena impresión y se den cuenta de que sabes cómo ser un buen vendedor, necesitas solucionar todas las dudas del cliente sobre el producto, los beneficios de adquirirlo, el modo de usarlo, etc.

Si es posible, prueba el producto para entender lo que hace, cuáles son sus puntos fuertes y qué problemas de tus clientes es capaz de resolver.

4. Selecciona productos en los que crees de verdad

Vender productos malos, en los que ni siquiera tú crees, dificulta bastante tu papel como vendedor.

Puede ser que, usando las estrategias correctas, puedas hacer ventas y ganar dinero. Sin embargo, si tu producto no le entrega valor a tu cliente, las posibilidades de volver a comprar contigo de nuevo son muy pequeñas.

Además, una evaluación negativa de un cliente insatisfecho puede ser más que suficiente para sorprender a nuevos clientes.

Para aprender cómo ser un buen vendedor, lo que importa no es solamente vender por vender. Debes conquistar a las personas y ofrecerles una buena experiencia, para que el cliente reconozca en tus productos una solución a sus necesidades y se disponga a comprar contigo en el futuro.

Vender productos en los que confías facilitará una mejor promoción, con más entusiasmo y transmitiendo más confianza al público.

5. Define a tu público

Dentro de un mismo nicho existen públicos con intereses bastante diferenciados. Por ello, para conseguir atraer a los clientes ideales para tu negocio, es importante que delimites exactamente quiénes son las personas que se interesan por lo que tienes para ofrecerles y que pueden llegar a ser consumidoras del producto.

Con el perfil de tu audiencia en las manos, lograrás elaborar los mejores enfoques para tu estrategia de marketing.

6. Demuestra empatía

Demostrar empatía es fundamental para establecer una buena relación con tus posibles clientes y convencerlos de que tu producto es justamente lo que ellos necesitan.

Al trabajar con ventas debes tener en cuenta que la gente no compra un producto solo porque es bueno, está en crecimiento o es innovador. Ciertamente, para realizar una compra, evalúan si ese producto solucionará sus problemas y qué ventajas y beneficios puede traerles.

Sabiendo esto, fortalece constantemente la empatía con tu público para que entiendas sus dolores y objecionesy logres presentarles la mejor solución.

7. Hazte presente en los lugares adecuados

Ya sabes que Internet es un excelente camino para que los emprendedores lleguen a su público y vendan sus productos.

Estar presente en las redes más accedidas por tu audiencia es una estrategia que, con seguridad, le aportará buenos resultados a tu negocio.

Incluso en el caso de las tiendas físicas, saber comunicarse con los clientes en Internet es una acción imprescindible para quien desea saber cómo ser un buen vendedor.

Como ya definiste tu buyer persona, ya sabes en qué redes sociales logras encontrarla. Entonces, crea perfiles de tu negocio y mantenlo actualizado con contenidos atractivos y valiosos.

¡Saber hacer una buena gestión de redes sociales es una excelente manera de vender bien!

8. Invierte en anuncios patrocinados

Invertir en anuncios patrocinados posibilita un mayor alcance de tu producto.

Al anunciar en plataformas variadas como Facebook Ads, Google AdWords, banners e Instagram Ads, puedes diversificar el público alcanzado y hacer presencia en más canales.

Todos estos formatos presentan sus pros y contras, por lo que lo ideal es dividir las inversiones entre las más favorables para tu negocio.

Si quieres saber cuáles son las mejores, realiza pruebas, sigue las métricas y descubre la red que trae más resultados.

9. Aprende a negociar

Un buen vendedor sabe que no se puede desistir de una venta con la primera objeción del cliente. Saber negociar es esencial para no perder oportunidades de ventas y para conquistar y fidelizar clientes.

Intenta comprender lo que está impidiendo la finalización de la compra, refuerza las ventajas de tu producto y muéstrale al cliente por qué el producto es realmente el ideal para solucionar sus problemas.

Sé carismático, asertivo y utiliza las estrategias que estén a tu alcance para negociar y acordar las mejores condiciones que atiendan tanto tus objetivos como los del cliente.

¡Es importante entender el camino del cliente para no abordarlo en el momento en que todavía no está preparado para la compra!

10. Reconoce cuándo es el momento de parar

Es importante negociar, pero saber el momento de parar también es primordial.

A nadie le gusta un vendedor insistente, que no se da cuenta cuando la objeción o falta de interés en el producto es real.

Por más que no logres concretar esa venta específica, tratar a las personas de forma respetuosa y evitar bombardeos de propagación genera una buena impresión y puede traer ventajas a largo plazo.

11. Sé honesto

¿Sabes cuando estás en una tienda probándote ropa y, al salir del probador con una pieza que te quedó obviamente mal, el vendedor te dice: “Te quedó hermoso!”? ¡Rápidamente notas cuando la persona no está siendo honesta! ¿No es así?

No seas ese tipo de vendedor.

El momento de ventas no debe ser forzado por la desesperación de vender a cualquier costo, sino por el deseo de conquistar a tu público y realmente ofrecerles algo de calidad y valor.

12. Demuestra confianza

Para convencer a una persona a tomar cualquier actitud, es necesario transmitir confianza. Cuando no tenemos la seguridad de que no seremos perjudicados por nuestra decisión, dejamos de seguir adelante. En el área de ventas, no es diferente.

Para ser un buen vendedor, muestra toda la garantía de seguridad que el cliente tendrá si adquiere tu producto. Principalmente en el caso de productos digitales o cualquier otra venta online, deja claro que el sitio o la plataforma que utilizas no le ofrece ningún riesgo a los consumidores, ofrece un plazo de reembolso, explica cómo funciona, etc.

13. Responde las preguntas

Cuanto más información tenga el cliente sobre el producto, más confianza sentirá para realizar la compra. Por eso, sé siempre solícito y responde educadamente todas las dudas que surjan.

Principalmente en el medio digital, un vendedor está expuesto a las más variadas preguntas y, cuanto más conocimiento sobre el producto demuestres y más simpático seas, mayores serán las probabilidades de ventas.

14. Crea canales de comunicación

Para convertirte en autoridad en el nicho en el que actúas y ser reconocido como un buen vendedor, es esencial que le transmitas credibilidad al público.

Por eso, crea canales de comunicación destinados a facilitar este proceso que te permitan posicionarte como experto en el tema.

Puedes crear un blog para compartir contenido interesante con el público y mostrar que estás por dentro de lo que sucede en el área en la que actúas. Tu página debe agregar valor a las personas, por eso busca información y curiosidades que se relacionen con el segmento de tu negocio.

Si vendes cursos online sobre confitería, por ejemplo, puedes compartir información sobre la historia de la confitería, recetas prácticas y fáciles, consejos sobre cómo usar los ingredientes, entre otros contenidos afines. Así, beneficias a los visitantes con tu conocimiento y se dan cuenta de lo ventajoso que será comprar tu producto.

Crear un canal en YouTube es otra estrategia para educar a tu audiencia. Invierte en vídeos con contenido enriquecedor para los usuarios y que se relacionen con lo que vendes.

¡Por cierto! Así como en el blog, evita efectuar propagandas directas de tus productos y apuesta en la construcción de una relación de confianza con tu público.

15. Apuéstale a las técnicas de venta

Una persona que ya ha realizado una compra contigo presenta más posibilidades de comprar de nuevo, ya que conoce la calidad de tus productos y de tu servicio.

Invertir en la postventa significa despertar en los compradores el interés en adquirir nuevos productos contigo.

Esta estrategia de ventas se llama upsell y el objetivo es enriquecer la experiencia del cliente con tu marca.

Para aplicar esta técnica, debes ofrecerle al consumidor una segunda opción relevante que se relacione con el artículo que ya ha comprado. Intenta despertar en tus compradores una necesidad que aún no había sido notada y que puede ser suplida exactamente por el producto que estás sugiriendo.

16. Toma muy en serio los comentarios

Para las personas que quieren aprender a ser buenos vendedores, saber manejar bien los feedbacks debe ser una característica constantemente trabajada.

En el área de ventas estás sujeto a recibir todo tipo de comentarios, críticas y sugerencias. Principalmente para quienes trabajan en Internet, los feedbacks pueden tener un peso muy grande si no se filtran y se acogen correctamente.

Por más que en el momento sea difícil comprender los feedbacks negativos, intenta siempre verlos positivamente, aprender de los errores y usarlos para desarrollar tu negocio.

Recuerda que ofrecerle una buena experiencia al cliente es fundamental para que puedas vender bien. Por lo tanto, trata siempre de perfeccionar lo que sea necesario para ser cada vez mejor en lo que haces.

17. Mide tus resultados

Por último, recuerda que, para aprender cómo ser un buen vendedor, es fundamental que midas tus resultados. Sin monitorear los efectos de tus acciones, será difícil distinguir lo que está funcionando bien de lo que necesita ser ajustado.

Para empezar, define las metas de tu negocio y elabora hipótesis de lo que crees que puede funcionar con tu audiencia. A continuación, haz pruebas para ver qué estrategias serán más eficientes y qué se debe mejorar.

Estas son las principales métricas que deben ser utilizadas por quienes quieren alcanzar buenos resultados:

  • CAC (Costo de Adquisición del Cliente);
  • LTV (Lifetime Value) – Tiempo de duración de tu relación comercial con el cliente;
  • Returning Customers – Consumidores fidelizados;
  • ROI (Return on Investment) – Valor obtenido con las ventas menos el valor invertido;
  • Tasa de rechazo – Personas que entraron en tu página y no realizaron ninguna acción;
  • Media de pago de tickets en efectivo;
  • Media de tiempo para el pago de tickets;
  • Número de cuotas de pago;
  • Índice de Reembolso.

¡Ahora ya sabes cómo ser un buen vendedor!

¡Ya has aprendido el paso a paso completo sobre cómo ser un buen vendedor y estás listo para aumentar tus comisiones!

Recuerda que, al igual que en todas las demás profesiones, ser bueno en el área de ventas implica tener (o desarrollar) algunas características.

Un buen vendedor debe saber comunicarse bien y ser un buen contador de historias. Al final, para vender un producto hay que ir más allá de la simple oferta. Es necesario saber encantar al cliente.

Además, necesitas ser perseverante para no desanimarte ante las primeras dificultades. No siempre los resultados aparecen fáciles y rápidamente, es necesario tener paciencia y determinación.

Ser organizado también ayuda bastante. Después de todo, como vendedor, te encargarás de las finanzas, el inventario, las solicitudes de clientes, entre varias otras cosas. ¡Con organización, no te pierdes en medio de tantas tareas!

Por último, no te olvides del optimismo. Ser un buen vendedor significa saber manejar las oscilaciones del mercado y enfrentar los momentos malos con pensamientos positivos.

Con productos de calidad en las manos y el conocimiento de qué estrategias de marketing funcionan con tu audiencia, ¡vendrán los mejores resultados!

Si estás comenzando ahora, mira nuestro post completo sobre cómo hacer su primera venta online.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables