CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

6 razones para que tengas un dominio propio de tu página web

BÚSQUEDA...

6 razones para que tengas un dominio propio de tu página web

¡Entiende cómo este "detalle" puede ser clave en el funcionamiento de tu página!

El dominio, o URL, es la dirección virtual de tu página. Es como tus clientes buscarán tu empresa o producto en Internet.

Si estás empezando a trabajar en el mercado digital ahora, necesitas entender que los dominios gratuitos no ofrecen las mismas características de una dirección registrada, además de hacer que tu negocio transmita una imagen de aficionado, lo que puede afectar la confianza que los consumidores tendrán sobre tu producto o servicio.

¡No es por nada que las páginas alojadas en dominios gratuitos no aparezcan en las primeras páginas de las búsquedas!

Por eso, te proponemos que te contestes la siguiente pregunta:

Como consumidor, ¿a qué sitio accederías con más seguridad: www.zara.com o https://wordpress.com/zara (URL ficticia)?

Más que dar credibilidad a tu iniciativa, el dominio propio trae una serie de otras ventajas, como la creación de subdominios para páginas específicas, por ejemplo.

¡A continuación te presentamos algunos consejos para crear y administrar un dominio que será la base del éxito de tu emprendimiento online!

¿Cómo tener un dominio propio? Paso a paso

El primer paso para adquirir tu dominio es comprobar si el nombre que elegiste está disponible. Para ello, accede al sitio https://www.sudominio.com/ y escribe el nombre del dominio deseado en la barra de búsqueda.

dominio propio - Imagen del sitio Sudominio

Si la dirección no está disponible, el sitio te avisará instantáneamente. En caso de una respuesta positiva, basta proceder con el registro que consiste básicamente en llenar un formulario con toda la información sobre tu página web y tus datos de cobro.

Al final del proceso, recibirás un mensaje en la dirección de correo electrónico informada confirmando la contratación y, listo: ¡ya tienes tu dominio registrado!

Consejos para tener un buen dominio

Los siguientes detalles pueden ayudarte a establecer un dominio que transmita más confianza a los usuarios:

Elección del nombre

El dominio de tu sitio debe representar la identidad de tu marca. Además de aumentar la aceptación de tu negocio junto al público objetivo, el nombre del registro debe ser fácil de recordar. Por lo tanto, no elijas nombres complicados y largos. ¡Sé directo! No queremos que los usuarios tengan que escribir una dirección extensa como: www.misitenuevodecursosonline.com, ¿verdad?

Además de dificultar la búsqueda de tu sitio por los clientes potenciales, les será difícil memorizar la dirección para regresar a la página y recomendársela a los amigos.

Otro factor negativo es que los dominios que tienen muchas palabras confunden no solo a los internautas, sino también a las herramientas de indexación de buscadores como Google, Bing y Yahoo.

Costos de registro y alojamiento

Ya pasó el tiempo en que tener un dominio propio era cosa de grandes empresas. La prueba de ello es que existen más de 1.000 millones de direcciones registradas en el mundo.

Con el aumento de la demanda por el registro, los precios se redujeron y, hoy, es posible adquirir un dominio propio pagando aproximadamente 12 dólares (USD) por año. Existen, además, varias opciones de planes con descuentos para quienes adquieren el derecho de uso del dominio por el plazo de 2, 5 o hasta 10 años.

El hospedaje de contenidos se cobra en mensualidades, que varían de acuerdo con el espacio disponible en el servidor y los recursos ofrecidos. Pero es posible adquirirlos por menos de 10 dólares (USD) mensuales.

Comparado con los anuncios, tener un dominio propio es una inversión mínima, pero que puede traer ventajas importantes para tu negocio tanto en la visibilidad de la página, como en las ventas. Para saber más sobre la creación de tu página y servicios de alojamiento web, accede a nuestro post sobre cómo crear un sitio web.

Definición de la extensión y la compra

Para garantizar la dirección de tu sitio, debes consultar la disponibilidad, como mostramos en el tutorial al inicio del post.

Además de la extensión tradicional .com, existe una diversidad de opciones como .net, .org, .edu. Pero si tu producto no es muy específico (como el sitio de una galería de arte, por ejemplo), te sugerimos que te quedes con la primera opción, porque los sitios que finalizan en .com tienen mejor rendimiento, ya que son más intuitivos para muchas personas en el mundo.

Esto no significa que no puedas tener más de un dominio registrado. Esta idea, por otra parte, es una ventaja competitiva contra posibles falsificadores, además de restringir la competencia.

Imagínate que tienes un blog sobre consultoría financiera y compraste el dominio www.comprasonline.com (URL ficticia). Se trata de un nombre común para quien investiga sobre el tema, ¿verdad?

Por lo tanto, puedes comprar dominios similares o con el mismo nombre, pero extensiones diferentes, para asegurarte de que no hay otros sitios por ahí con el mismo nombre que el tuyo, ya que esto puede engañar a quien ya es tu cliente.

Si tu negocio tiene alcance internacional, vale la pena adquirir un dominio .com. Estos son gestionados por empresas que se encuentran principalmente en los Estados Unidos, como Godaddy.com. Antes de elegir el servicio, asegúrate de la credibilidad de la empresa y de los recursos que ofrece, como alojamiento, soporte y panel de control.

6 ventajas de tener un dominio propio

1. Confiabilidad

La principal ventaja de tener un dominio propio es garantizar la confiabilidad de tu sitio, blog o ecommerce. Para los clientes, esto demuestra que estás preocupado en ofrecerles una experiencia más completa, segura y confiable a quienes navegan, principalmente en el caso de transacciones financieras.

En el caso de un sitio web alojado en subdominios como wordpress.com puede dar la impresión de ser un sitio de aficionado. Además, el emprendedor está sujeto a perder todo el contenido de su sitio, ya que esta página no le “pertenece” de hecho.

2. Email personalizado

Tener cuentas de correo electrónico personalizadas para tu negocio es otra ventaja de adquirir un dominio propio. Puedes, fácilmente, crear el contacto@misite, ventas@misite, entre otras varias opciones. Así, puedes hacer una selección del tipo de email en cada una de las cuentas, pasándole también una imagen profesional a todos tus públicos.

La dirección de correo electrónico personalizada también transmite más credibilidad que una dirección personal que el destinatario no conoce, pero esto también dependerá, por supuesto, del tipo de relación que construyas con tus leadsy clientes.

3. Creación de subdominios

Otra posibilidad que genera impactos directos para tu negocio son los subdominios, como, por ejemplo, ventas.minegocio.com, o atendimiento.minegocio.com. Estos nombres los puedes crear fácilmente en el panel de control de tu dominio, lo que contribuye, incluso, a que puedas gestionar mejor las interacciones de los visitantes con cada página.

En el caso de la compra de múltiples dominios, puedes dirigir al usuario a la página principal de forma que, cada vez que escriba solo sunegocio.com, sea dirigido automáticamente a tu dirección principal.

4. Facilidad para promocionarlo

Tener un dominio propio permite que encuentres un nombre personalizado, y que guarde relación con tu negocio, además de ser más fácil de promocionar la página a terceros, pues tienes menos información para memorizar y la URL es más intuitiva y amigable.

¿Recuerdas la URL ficticia que usamos al principio sobre las tiendas americanas?

Además de que el nombre de la marca no sobresale, ya que lo que aparece primero es el dominio de WordPress, se trata de un nombre largo, que no causa una identificación inmediata en el público y es difícil de escribir, lo que afectaría la cantidad de accesos a la página.

Ahora, ¡imagina un negocio que está empezando, que no tiene sede física y, por lo tanto, depende totalmente de la publicidad online! ¿Cómo haría el emprendedor para ser reconocido si los usuarios ni siquiera pueden memorizar la dirección de su página?

5. Visibilidad online

Los buscadores como Google, Yahoo y Bing dan prioridad a sitios con dominio propio, ya que la URL amigable contribuye a la experiencia del usuario.

También existe una métrica llamada Domain Authority, creada por MOZ, que es bastante utilizada para calificar la relevancia de un sitio web a partir de varios criterios, entre ellos, el SEO, sobre el que hablaremos en el siguiente tema.

Esta escala no se aplica a subdominios gratuitos, lo que compromete bastante el posicionamiento de estas páginas en los principales buscadores.

6. SEO

Por último, al tener un dominio propio, es más fácil configurar las técnicas de optimización de búsquedas (SEO) y monitorear el tráfico de tu sitio utilizando herramientas como Google Analytics, para extraer información esencial y analizar el comportamiento del consumidor, productos más buscados, contenidos más leídos, entre varias otras informaciones que serán útiles para mejorar los factores onpage y offpage y, consecuentemente, mejorar el desempeño orgánico de tu página.

¿Por qué necesitas un dominio propio?

A lo largo de este texto, mostramos cómo el dominio es esencial para que las personas logren encontrar tu página web con más facilidad y, por lo tanto, influye directamente en el desempeño de tu negocio online.

Un sitio con un nombre corto y objetivo no solo establece una conexión más rápida contigo y tu producto, sino que contribuye a transmitir más credibilidad al visitante, es importante para la evaluación de los principales motores de búsqueda y es más fácil de promocionar. Si deseas conocer más consejos para mejorar el rendimiento de tu página online, visita nuestro post sobre SEO.

* Este texto fue actualizado por Ana Nogueira.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables