CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Profesor online: una guía para enseñar por Internet

BÚSQUEDA...

Profesor online: una guía para enseñar por Internet

¿Alguna vez has pensado emprender como un profesor online?

Tal vez nunca se te ha ocurrido, pero el mercado de productos digitales puede ser una gran oportunidad para ti, ya que puedes convertirte en un profesor online.

Sabemos que ser profesor es una profesión muy importante para la sociedad. Sin embargo, aunque la enseñanza sea la clave para el cambio personal y social, este profesional es aún muy poco valorado.

Con el fin de unir el amor por la enseñanza y la estabilidad financiera, algunos profesores deciden adaptar sus clases. ¡Y la tecnología es una estupenda herramienta para hacerlo!

Es muy bueno tener acceso a contenidos educativos, y mejor todavía su producción. En realidad, tú logras compartir con la sociedad lo que tienes de mejor: el conocimiento.

Además, como profesor ya tienes lo principal en tus manos: ¡el contenido!

Entonces, ¿por qué no salir adelante y comenzar a explorar otras formas de enseñar?

¡La innovación en la educación está disponible para todos los que están interesados en aprender más! Por eso nada mejor que invertir en ti mismo y ver que es posible ganar dinero como profesor online.

La enseñanza en la era digital

En el pasado, las tecnologías de la información no llegaban a todos los hogares. Pero hoy en día los niños nacen en un mundo conectado y globalizado.

Como es posible tener acceso rápido y fácil a varias fuentes de conocimiento, la mayoría de la gente elige qué aprender.

Y no son sólo los jóvenes y adultos que quieren controlar lo que estudian. Los niños y adolescentes también tienen opiniones al respecto.

Para tener acceso a los distintos dispositivos digitales, muchos de ellos creen que las técnicas de enseñanza están obsoletas. Por eso es esencial innovar tu didáctica, y ser un profesor online puede ayudar.

Es muy importante mantener al alumno siempre interesado.

Pensar en cursos online puede aumentar tu área de actuación. Mediante la adaptación de tu material para el entorno digital logras llegar a personas que están físicamente distantes.

Y, además, también puedes utilizar tu contenido personalizado en el aula.

Es posible utilizar este material con los alumnos presenciales. Digitalizar las lecciones es una herramienta innovadora y mantiene la atención de los alumnos más jóvenes.

Incluso si ya no actúas como profesor, tus materiales digitales pueden ser puestos a disposición para varias escuelas. Además, puedes recomendárselos a tus colegas de profesión, que podrán aplicar tus cursos online como parte de la materia escolar.

Pues entonces, ¿Por qué no invertir en tu carrera?

Comparte conocimientos como profesor online

Si ya eres profesor, sin duda has pasado mucho tiempo de tu vida estudiando y especializándote.

Una de las ventajas que tienes en el mercado de los cursos online es tu conocimiento de la excelencia. Tú sabes cómo trabajar con alumnos, tienes técnicas didácticas y desenvoltura para hablar. Tu experiencia en el aula es un diferencial que te va a ayudar mucho.

El público que consume materiales educativos online es muy similar a tus alumnos.

Ellos quieren aprender nuevos contenidos. Pero hay una diferencia que es crítica para tu éxito como profesor online.

La diferencia es que aquellos que buscan tus cursos online lo hacen porque realmente quieren aprender lo que tienes que enseñar. Hay un interés primordial del estudiante que desea ese conocimiento específico.

En tanto, los alumnos de las escuelas no siempre están interesados ​​en todos los contenidos que puedes ofrecer. Por dicha razón puede ser que el interés sea más bajo en las lecciones regulares. Esto se debe a que muchos estudiantes están en el aula sólo para cumplir las horas determinadas en el ciclo lectivo.

Pero independientemente de la asignatura que impartes, ten en cuenta que el material educativo es siempre bienvenido.

Existen, y tú lo sabes muy bien, varias plataformas de educación a distancia. Muchas universidades han invertido en la creación de cursos a distancia (EAD – Enseñanza a distancia).

Según el informe de Online Business School  sobre el mercado global del e-learning, la industria movilizó, solo en el 2014, algo más de 32 mil millones de euros, y en solo dos años rebasó la barrera de los 50 mil millones.

El auge de los cursos online resulta de la alta demanda existente.

Varias personas prefieren estudiar por Internet debido a la conveniencia de aprender algo nuevo estando dentro de casa. No tener que desplazarse al centro educativo es una ventaja importante, porque nos permite una mejor organización y utilización del tiempo.

Por otra parte, el precio más asequible es un buen atractivo tanto para el profesor como para el alumno. Al trabajar como profesor online, tú puedes ahorrar en espacio físico, desplazamiento y tiempo dedicado a impartir la lección.

De esa manera es posible tener un excelente material educativo con un valor de producción más bajo. Y debido a eso el curso online se vende a un precio mucho más económico.

La elección de la educación a distancia también es ventajosa en lo referente al tipo de material que el usuario puede consumir. Es posible tomar lecciones en cualquier lugar, siempre y cuando puedas conectarte a Internet. Por no hablar de que hay acceso a contenidos de todo el mundo. Dar clases online amplía tus conocimientos a lugares que nunca has pensado ir.

¡Vamos, adelante! Comparte tu conocimiento con los que tienen sed de aprender más.

Pero ¿cómo puedes hacerlo?

1. Define el contenido a ser enseñado:

Matemáticas, castellano, historia, geografía, biología, inglés y todas las asignaturas escolares son ideales para enseñar por Internet.

Tú puedes centrarte en lo que has aprendido en tu grado y enseñar lo que dominas. ¿Por qué no ser profesor online de la asignatura que ya enseñas o has enseñado en las escuelas? De esa forma puedes utilizar el contenido educativo previsto para el año lectivo.

Pero… ¡no es necesario que enseñes sólo eso!

¡Ser profesor online significa vivir de tus pasiones!

No estar más en el aula no significa que no puedas iniciar una carrera en el mercado digital. No hay una edad máxima para que empieces a crear tus propios cursos.

Y el hecho de que ya enseñas no significa que esta es la única cosa que saber hacer.

Explorar conocimientos diversificados puede ser una nueva forma de emprender.

Tú puedes enseñar otros asuntos que no son necesariamente las materias que enseñas.

Si tienes conocimientos en otras áreas lo puedes utilizar también.

Si eres profesor de geografía, pero tienes un gran conocimiento sobre ubicación a través de las estrellas o incluso sabes de pintura de acuarela, tu curso online puede ser sobre ello.

Otra posibilidad es elegir temas más específicos de tu área y que no encajan en la escuela primaria. Piensa en un profesor de matemáticas al que le encanta Economía. Una buena opción sería la creación de un curso que enseñara a ahorrar en las tareas cotidianas.

Con diferentes opciones de contenido tienes la oportunidad de explorar más tus propios conocimientos. Pero si el tema elegido es el que sueles enseñar, entonces él será aún más completo y especializado.

Sabemos que cada uno tiene una pasión y un tema que domina más. Por eso te recomendamos que utilices tu imaginación y te prepares para ser un profesor online de lo que realmente te gusta.

2. Determina el perfil de los alumnos:

Al igual que en el aula, lo que necesitas saber es quién es tu público objetivo. En el mercado digital eso se define como avatar. (¿Quieres saber más acerca de avatares? Lee nuestro post sobre cómo crear un avatar para tu negocio).

Tú tienes que entender las necesidades y los deseos de tus alumnos.

Pero ¿cómo saberlo?

¡Investiga! Piensa cómo tu curso online puede repercutir positivamente en la vida de una persona.

Si estás en el aula entonces tu búsqueda puede ser más específica. Habla con tus alumnos y entiende sus problemas en tu asignatura.

¿Recuerdas los cuestionarios que tenías que hacer en los estudios de campo de la universidad, en especial los de las asignaturas de grado?

Son fantásticos materiales para uso. Vuelve a realizar esos cuestionarios y entiende el dolor de los alumnos y el de las personas que te rodean.

Haz también una búsqueda con tus colegas de trabajo. ¡Recoger sugerencias con otros profesores puede ser muy ventajoso! Ellos pueden ayudarte a identificar los problemas reales de los alumnos con los que no tienes contacto directo.

Pero no te quedes bloqueado sólo a los estudiantes de las escuelas. También puedes crear materiales para personas de diferentes edades.

Lo importante es definir a qué público deseas llegar. Eso permitirá que tu material sea específico. Por otro lado, también lograrás utilizar el lenguaje más apropiado para tu avatar.

3. Segmenta en tópicos:

El consumo de materiales educativos online no puede ser agotador. Internet es un canal de comunicación rápido, por eso tienes que hacer un material con el que la gente esté feliz al leerlo o verlo.

Esquematiza los temas de modo que puedas enseñar contenidos completos. Sin embargo, es importante dividir en tópicos lo que vas a enseñar.

Si usarás tu título de grado como punto de partida, puedes basarte en los capítulos y la división de cada tema aprendido. Piensa en cómo dividirías toda la asignatura durante el año. A continuación, haz un plan para ponerlo en formato digital.

Si eliges ser profesor online de un contenido diferente del escolar, divide tu curso de manera estratégica. Piensa en maneras de mantener la atención del alumno para que él quiera siempre acceder y consumir tu material.

La forma como el contenido se dividirá depende de la duración del curso. Pero recuerda hacer tópicos interesantes que se complementen entre sí.

Reserva un espacio en tu material para que los alumnos puedan dejar sus dudas. Y no te olvides de responder a todas las preguntas.

Otra opción interesante es que hagas pruebas online para que el usuario vea lo que ha aprendido en tus lecciones. Puedes proporcionar materiales suplementarios para los que consigan un buen resultado en las pruebas. Eso aumentará el deseo de hacer las actividades.

4. Selecciona el formato de la lección:

Es importante recordar que la interacción en el curso online es diferente del aula. Los alumnos no están presentes físicamente en tiempo real.

El hecho de ser profesor online proporciona nuevos tipos de interacción debido a la vía de comunicación, por eso tienes la opción de elegir y probar diferentes técnicas de enseñanza y lenguajes.

¿Conoces ya los distintos formatos que puedes utilizar? Te presentamos algunos de ellos:

  • Videoclases:  son excelentes opciones para que los alumnos se sientan más partícipes, dado que el formato de los vídeos es muy didáctico y el contenido se consume fácilmente. Además, como puedes ver al profesor, la lección puede ser muy dinámica.
  • Ebooks: son libros digitales que pueden ser leídos por varios dispositivos (ordenadores, tabletas, móviles). Por eso tu material será de fácil acceso.
  • Guías especializadas y educativas: son pautas que puedes poner a disposición de los usuarios. Con ese tipo de material logras mostrar claramente tu autoridad y la experiencia sobre ciertos temas.
  • Webcasts: se parecen a las videoclases, pero son en vivo.  Aparte de todas las ventajas de los vídeos, el profesor obtiene una interacción instantánea con los alumnos en este formato de clase. Las dudas se pueden sanear instantaneamente.
  • White papers: son contenidos más cortos. Con ellos puedes hablar de un solo tema. Son excelentes opciones para presentar informaciones cuantificables.

Pero no es necesario que elijas un solo formato para tu curso online. Experimenta, elige más de una opción y observa qué prefiere tu público.

Además, ten en cuenta el formato que más te va bien. Algunas personas son excelentes haciendo videos. Otros prefieren escribir sus contenidos.

No existe un formato correcto y otro incorrecto. Elige el que se adecue más a ti y a tu avatar.

Dedícale tiempo a los cursos online

¿Has notado que ya que puedes digitalizar un curso físico? ¡Pues apuesta entonces en esa tarea!

Si trabajas como profesor sólo en un período del día, puedes pasar el resto de tu tiempo preparando el material online. Si eres profesor de tiempo completo, puedes utilizar los fines de semana. Y si ya estás jubilado o ya no trabajas en las escuelas, puedes crear exclusivamente cursos online.

Pero no lo conviertas en una obligación más en tu vida. Disfruta de la creación de cursos digitales.

Esta será una nueva estrategia educativa en tu carrera. ¡Dale real importancia a lo que vas a crear! Tu material será publicado y distribuido. Debe ser hecho con dedicación y primacía.

Es importante saber que vas a emprender en un área nueva. Así que piensa como un emprendedor.

  1. Escribe tus objetivos. Conoce qué y a quién quieres llegar con tu contenido online.
  2. Organiza los horarios. Si tienes otra profesión, define bien el tiempo para las aulas presenciales y para el curso digital. Pero si trabajas sólo en casa, diferencia los tiempos de descanso y los de creación de material.
  3. Ten un plan de lecciones. Sigue un guión de lecciones para que tu material sea completo y no repetitivo.
  4. Mantente al día. El mundo digital es rápido. Estate siempre atento a las actualizaciones. Tener un contenido innovador te hará destacarse del resto.
  5. Evita la acumulación de tareas. Dejar todo para el día siguiente puede ser un problema. Divide las tareas para que puedas realizarlas todas.

Ser profesor es una tarea que puede ser difícil. Pero sabemos que si elegiste esta profesión es porque amas lo que haces.

En todas las profesiones es necesario adaptarse a medida que el tiempo pasa. Y en el aula eso no es diferente. Cambiar y tener nuevas ideas pueden ser tu diferencial dentro y fuera de la escuela.

Al principio puedes pensar en los cursos digitales como un complemento a tus ingresos. Pero poco a poco notarás que esta será la principal actividad de tu vida profesional.

¡Lo más importante ahora es empezar!

Produce un contenido digital, promociónalo y distribúyelo.

Haz pruebas con un primer módulo, incluso si es gratis, sólo para entender mejor al mercado. ¡Pero empieza a producir!

Con los resultados obtenidos en estas pruebas, tú puedes ver lo que funcionó con tu audiencia y lo que aún necesitas mejorar. Después del primer intento, seguramente encontrarás más fácil hacer otros productos digitales.

¿Todavía no sabes cómo empezar a preparar tu curso online? Mira gratuitamente nuestras lecciones en Hotmart Academy. Después de verlas a todas, estamos seguros de que lograrás ser un profesor online.

¡Al trabajo!

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables