CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Llamada a la acción: ¿Qué es CTA y cómo definir la tuya?

BÚSQUEDA...

Llamada a la acción: ¿Qué es CTA y cómo definir la tuya?

¿Has escuchado hablar de llamada a la acción? Conoce esa estrategia que conduce a las personas a dar el próximo paso en tu página.

Si estás entrando en el mercado digital, sabes que hay algunos términos específicos de ese nicho que es necesario conocer. Uno de ellos es la llamada a la acción, o, en inglés “Call To Action”.

También conocida como CTA (abreviatura del inglés), la llamada a la acción es un elemento indispensable para cualquiera que piense en estrategias de marketing.

Hoy en día ya no es interesante hacer publicidad excesiva de tus productos. La mayoría de la gente quiere tener acceso a contenido interesante. Por eso puedes potenciar a tus posibles clientes  para que tomen decisiones inteligentes basadas en soluciones a sus debilidades.

Pero sólo compartir contenido útil no va a hacer que el usuario se convierta en tu cliente. Es necesario que le muestres lo que tiene que hacer a lo largo de su camino para convertirse en un comprador de tus productos o servicios.

Y aquí es donde viene la llamada a la acción. Esta es una manera no intrusiva para que la gente dé el siguiente paso en su estrategia de marketing.

En verdad, ¿tú sabes lo que es la llamada a la acción y cómo configurarla?

¿Qué es una llamada a la acción (CTA)?

La llamada a la acción, popularmente llamada CTA, es un enlace o cualquier otro elemento en una página web que llevará a los usuarios a hacer una acción.

¿Recuerdas un anuncio de HeadOn de los años 2000?

En ella, había una modelo que apuntaba el producto hacia su frente y repetía varias veces: “Cabeza arriba, aplique directamente en la frente, cabeza arriba, aplique directamente en la frente”.

¡Lo creas o no, esto ya era una llamada a la acción!

Observa que el propósito de la publicidad era conseguir que los clientes llevaran a cabo la acción para comprar el producto. Y eso se expresaba por un verbo en imperativo: aplique. Por lo tanto, el propósito de la marca fue la realización de ventas.

¿Y cuál fue el resultado? ¡Muchas ventas!

Sin embargo, se la consideró invasiva ya que repetía varias veces la misma acción y trataba de inducir a los espectadores en exceso. Así que ella fue prohibida y no pudo ser reproducida más.

La llamada a la acción tiene que ser un aviso, no una imposición. Las prácticas de persuasión como dicha publicidad se consideran SPAM y deben evitarse siempre.

De todas maneras, y a modo de ilustración, se puede utilizar la publicidad para entender lo que es una llamada a la acción.

Tener una llamada a la acción significa impulsar a las personas que tienen acceso a tu contenido a dar un paso adelante. Y en cada una de ellas vas a mostrar lo que hay que hacer para alcanzar los objetivos que tienes para tus avatares.

¿Cómo hacer una excelente llamada a la acción?

Hoy en día, y según el ámbito de la actividad, no es tan interesante hacer una llamada a la acción como la publicidad de los años 2000 antes vista. Sobre todo porque las personas están cambiando hacia la televisión digital y seleccionan lo que quieren ver.

La mayoría de los consumidores rastrea bastante antes de tomar sus propias decisiones de compra. Por eso hacer un contenido que muestre lo que quieren es más interesante que tratar de persuadirlos de manera intrusiva.

Pero incluso aquellos que visitan a menudo tu página web necesitan un “empujón” para realizar alguna acción. Por eso, aunque de manera no tan explícita como el comercial de la modelo, todavía es necesario hacer una llamada a la acción para mostrar bien tus intenciones.

¿Y cómo puedes hacerlo?

  • Escribe un mensaje claro y objetivo.
  • Relaciona bien la llamada a la acción con la propuesta de tu contenido.
  • Haz textos cortos y fáciles de entender.
  • Usa verbos en imperativo o indicativo.
  • Crea urgencias. Por ejemplo, un ebook vital para ser un mejor emprendedor en 2018.
  • Ofrece beneficios que merecen la pena.

Las llamadas a la acción son esenciales para indicar el siguiente paso que quieres que un visitante realice dentro de la página de tu empresa, con lo cual tienen que ser lo más específicos posibles.

Pero para llegar a la llamada a la acción ideal no alcanza con sólo trabajar el texto. También es necesario que:

  • Pienses en el diseño y elijas diferentes colores para ver lo que llama más la atención de los usuarios. Te aconsejamos que hagas pruebas A/B y pongas diferentes colores en tus llamadas.
  • Escribas varios tipos de llamada a la acción. En otras palabras, evita de poner la misma en todas tus páginas y textos. Elige verbos y frases diferentes y observa las que tienen mayor número de clics.
  • Pruebes landing pages. Dirige al usuario a diferentes páginas en cada llamada a la acción. Así puedes ver qué contenido agrada más a los usuarios.
  • Pongas la llamada a la acción en lugares estratégicos de tu página. En general eso tiene lugar al final de los textos. Pero si te das cuenta de que es interesante ponerla antes, especialmente si se trata de una llamada diferente (como para un evento), puedes probar nuevas posiciones, por ejemplo en la parte superior de la página web o blog.

Después de probar varios modelos, serás capaz de entender que llamada a la acción atrae más a tu avatar. ¡Será entonces cuando tendrás una llamada a la acción viral!

¿Cómo es una llamada a la acción?

¡Las llamadas a la acción aparecen en diferentes formas!

Algunos pueden ser botones de adquisición, como “añadir al carrito”. Hay enlaces a los formularios de inscripción o recepción de boletines de noticias. También tenemos los sondeos: botones para indicar algún producto, publicar contenidos en las redes sociales, y así sucesivamente.

Pero una cosa las llamadas a la acción tienen en común. Son botones personalizados que llaman la atención del usuario, por eso deben ser visualmente atractivas, además de también ser eficientes y conducir realmente a otra acción, lo cual puede ayudar a mejorar la conversión de tu sitio web o blog.

Siempre ten en cuenta que una llamada a la acción debe facilitar la navegación del usuario. Por lo tanto, es muy importante que sea un botón de fácil asimilación.

¿Qué llamada a la acción debe ser usada?

Si has llegado hasta aquí ya has entendido que las llamadas a la acción pueden ayudar a convencer a los usuarios a tomar una acción relacionada con tu producto o servicio.

Pero… ¿cuál es la llamada a la acción indicada para que las personas den el siguiente paso?

Entiende a tu avatar

Conocer la etapa del embudo de conversión en el que el usuario está es clave, ya que podrás ofrecer contenido calificado para cada visitante.

Alguien que está en la parte alta del embudo de captación, o sea, en el momento de la atracción, no está preparado para recibir el mismo contenido de una persona que ya está en el etapa final de compra. Así que hay que entender cuáles son las necesidades reales de cada usuario.

En la parte alta del embudo, evita enviar contenidos de publicidad. Piensa en materiales educativos. Una opción es hacer una llamada a la acción hacia otro post de tu blog u ofrecer infografías.

Alguien que está en la parte intermedia del embudo ya sabe que tiene un problema y quiere resolverlo. Entonces, el enfoque sería ayudarle a resolver estos problemas. Ofrecer materiales más ricos y con contenidos más profundos llama mucho la atención de este público.

Para finalizar, unos productos como historias exitosas y testimonios son excelentes para aquellos que están en la parte inferior del embudo, o sea en la fase de compra. La llamada a la acción será clave para concretar la conversión.

¿Cuál es el objetivo de una llamada a la acción?

La función principal de la llamada a la acción es llevar al cliente al siguiente paso del embudo de conversión. De todos modos, él puede tener un propósito más específico como estrategia de negocios.

¡Veamos algunos de los objetivos más utilizado en el mercado digital!

1- Leer otro post del blog

Cuando deseas generar tráfico hacia otro texto de tu blog, la llamada a la acción puede ser muy útil.

Tú puedes sugerirle al usuario que lea otro post con el tema relacionado. Así, además de brindar más información educativa, logras que las personas permanezcan más tiempo en tu blog.

2- Suscribirse a tu boletín de noticias

Al recomendarle que se suscriba a tu boletín de noticias lo haces pasar a otra etapa del embudo de conversión.

Cuando una persona se suscribe al boletín de noticias muestra que está realmente interesada en el contenido que ofreces. De ese modo puedes trabajar tus textos con mayor profundidad sobre el tema.

3- Seguir en las redes sociales

Una llamada a la acción puede ser una invitación para que los lectores de tus textos sigan tu marca en otras redes sociales a fin de conocerla mejor.

Además, puedes tener más contacto personal con el usuario. Después de todo, acceder a las redes sociales de otras personas permite contar con otro canal de comunicación entre los dos.

4- Ver un vídeo

Si ya tienes vídeos publicados, pero ellos aún no han sido muy vistos, la llamada a la acción puede ser excelente para generar más tráfico hacia tu canal.

Sugerir un vídeo que tiene un contenido similar a tu texto también es muy bueno para los usuarios. Los vídeos son excelentes formas de consumo de contenidos educativos.

5- Descargar contenidos

¿Recuerdas aquellos materiales ricos que produces? ¡Ofrecerlos en la llamada a la acción es una estrategia interesante!

De ese modo es factible mostrar a los usuarios que eres una autoridad en el tema.

Más aún, puedes ofrecer un anticipo de otros materiales que puedes vender más tarde.

6- Compartir en las redes sociales

Cuando tu contenido es compartido se viraliza rápidamente.

Eso hace que más usuarios conozcan a tu marca, con lo cual diferentes personas entran en contacto con tus productos y servicios.

7- Participar en un evento

Si piensas llevar a cabo un evento, la llamada a la acción es el lugar adecuado para su promoción.

De ese modo permites que todo el mundo sepa que tu empresa lleva a cabo acciones también fuera de Internet.

Pero recuerda que este tipo de llamada a la acción es estacional. Esto significa que sólo puede permanecer en tu página hasta la fecha del evento.

8- Responder a una encuesta

Las llamadas a la acción son excelentes para hacer encuestas.

Solicitar que se responda un cuestionario te permite conocer más a tu audiencia, lo que te ayudará a pensar estrategias específicas para tu negocio.

Lo importante es que sepas que estos son sólo algunos ejemplos de llamada a la acción. Pero hay varios otros que puedes establecer.

Pues entonces, tras haber definido claramente la meta de tu llamada a la acción, puedes hacerla de la mejor manera posible. Pero, ¡ojo! Nunca te olvides de ponerla en tus páginas.

Para finalizar quiero preguntarte: ¿has logrado comprender lo que es una llamada a la acción y cómo tienes que configurar la tuya? ¡Escríbenos en los comentarios tus dudas y cuéntanos cuál utilizas más!

Un abrazo.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables