CerrarNotificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

CerrarNewsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Mentalidad emprendedora: 15 consejos para programar tu cerebro directo al éxito

BÚSQUEDA...

Mentalidad emprendedora: 15 consejos para programar tu cerebro directo al éxito

¡Descubre los hábitos que tienes que cambiar para alcanzar tus objetivos!!

Alcanzar el éxito personal y profesional es el gran sueño de miles de personas en todo el mundo. Pero la gran pregunta que la gente generalmente se hace es: ¿cómo hacerlo?

En primer lugar, necesitarás eliminar algunos hábitos tóxicos de tu cotidianidad, y luego reprogramar tu cerebro para desarrollar una mentalidad emprendedora. Esto se debe a que el cambio de mentalidad es fundamental para el desarrollo de estrategias que te ayuden a alcanzar tus objetivos, sean cuales sean.

Sin embargo, sabemos que no siempre es fácil entender nuestras limitaciones y cambiar de postura, principalmente cuando nos acostumbramos a las relaciones de trabajo tradicionales.

Es por eso que te ofrecemos aquí los 15 mejores consejos para el desarrollo de una mentalidad emprendedora.

Índice
  1. Aliméntate bien
  2. Piensa positivo
  3. Escribe tus metas
  4. Practica deportes
  5. Aprende a meditar
  6. Duerme bien
  7. Estudia todos los días
  8. Evita los ambientes negativos
  9. No hables solo sobre el trabajo
  10. Toma sol regularmente
  11. Aprende algo nuevo todos los días
  12. Socializa
  13. Verifica tus metas
  14. Desarrolla proyectos extracurriculares
  15. Escucha canciones estimulantes

Racional vs. Emocional

Tan importante como mantener una postura racional para el desarrollo de la carrera profesional es estar al día con la inteligencia emocional.

El equilibrio entre estas dos esferas nos permite alcanzar grandes resultados en nuestras vidas.

A la hora de tomar una decisión importante, pensar racional y emocionalmente al mismo tiempo posibilita la elección de caminos más acertados, en sintonía con nuestros intereses.

Para que seamos capaces de desarrollar hábitos de calidad, hay que considerar que son construcciones cotidianas. Es por eso que el desarrollo de una mente emprendedora debe ocurrir de forma continua y todos los días.

Todos los aspectos de la mente pueden ser reprogramados para el éxito, quedando a criterio de cada persona definir nuestras metas y empezar a trabajar el desarrollo de hábitos poderosos.

15 maneras de programar tu cerebro

Ahora que ya entiendes la importancia de equilibrar razón y emoción, vamos a mostrarte cómo puedes equilibrar tus hábitos y aumentar tu enfoque para lograr reprogramar tus pensamientos y desarrollar una mente emprendedora.

1. Aliméntate bien

La alimentación sana desde siempre ha sido vista como un mecanismo capaz de mejorar el rendimiento no solo del cuerpo, sino también de la mente humana.

El cerebro tiene un gasto energético masivo por trabajar constantemente con el procesamiento de información. Todo lo que vemos, sentimos y las experiencias que vivimos pasan necesariamente por el cerebro.

Por eso, comer bien no es solo un detalle, sino que nos trae ganancias en la calidad de vida.

Tener hábitos alimenticios saludables le permite al cuerpo desarrollar sus actividades sin colapsar.

Los profesionales que renuncian a la alimentación sana tienden a tener un bajo rendimiento y poca o ninguna creatividad en la vida profesional, comprometiendo la carrera como un todo.

Por eso, para tener una mente emprendedora, siempre activa y dispuesta, es fundamental comer de la forma correcta y en los horarios adecuados.

2. Piensa positivo

Puede parecer cliché, pero el pensamiento positivo es objeto de estudio en todo el mundo. Aunque no se sabe exactamente cómo funciona, su influencia en el plano físico es evidente.

Cuando pensamos positivo, aumentamos la oportunidad de concretar nuestros objetivos, ya sean personales o profesionales.

Más que un hábito, el pensamiento positivo es una postura activa y consciente ante las adversidades.

En pocas palabras, el pensamiento positivo hace que busquemos la solución en lugar de permanecer estancados en el problema.

3. Escribe tus metas

La mente humana puede ser poderosa, pero está repleta de limitaciones. Solo personas muy entrenadas pueden recordar todos sus compromisos. A veces olvidamos hasta nuestro número de teléfono.

Una de las formas de reprogramar la mente y desarrollar el mindset emprendedor es manteniendo el hábito de escribir las metas en un cuaderno.

Este procedimiento analógico es apenas uno de los ejemplos de cómo reprogramar la mente en la práctica. Es plenamente posible sustituir el cuaderno o agenda por un medio digital, como las agendas electrónicas. Incluso puede servirnos el aparato celular o tablet como aliado del emprendedor.

Lo más importante es anotar todas las metas. Este simple procedimiento ayuda a reforzar la información, que queda más preservada en tu mente.

4. Practica deportes

Así como la alimentación sana es importante para el mantenimiento de una mente emprendedora creativa y dispuesta, la práctica de ejercicios físicos tampoco puede dejarse de lado.

El sedentarismo es uno de los problemas que más afligen a la sociedad moderna. Estamos tan entretenidos en nuestros negocios que olvidamos ejercitar el cuerpo.

Por más que el trabajo de un emprendedor se desarrolle, muchas veces, en el ambiente virtual, necesitamos también interactuar con el mundo físico.

Dedicar algunos minutos del día para la realización de actividades físicas, como la caminata, la carrera, la natación y hasta el gimnasio, ayuda a mantener el cuerpo y la mente en forma.

5. Aprende a meditar

Desde los siglos pasados, las personas se valen de la meditación para alcanzar estados más elevados de espíritu, encontrar su propósito de vida y desarrollar habilidades únicas.

Los grandes nombres del mercado emprendedor asumen abiertamente la práctica de la meditación con frecuencia, generalmente todos los días.

La explicación para este éxito está en los beneficios generados por la meditación, que incluyen:

  • Ganancia de energía y disposición para las actividades;
  • Disminución en los niveles de estrés y ansiedad;
  • Mejora en la concentración y también en la creatividad.

6. Duerme bien

Por lo visto, nuestros padres siempre estuvieron seguros al aconsejarnos que tuviéramos buenas noches de sueño. Dormir 8 horas al día no es una tontería, ni algo solo para quien tiene tiempo de sobra.

En realidad, se trata de una de las técnicas para programar una mente emprendedora. Esto sucede porque la calidad de nuestro sueño está íntimamente ligada a nuestro rendimiento profesional.

Las personas que respetan no solo el tiempo ideal de sueño, sino el horario adecuado para ir a la cama, tienden a tener más disposición durante el día a día.

Y no es solo eso: la creatividad aumenta, el poder de concentración se eleva y la felicidad se manifiesta de forma nítida.

7. Estudia todos los días

Uno de los errores cometidos por las personas que no conocen el poder del mindset emprendedor es dejar de estudiar, por pensar que ya tienen todo el conocimiento necesario.

En primer lugar, la cantidad de información y conocimiento existente en el mundo es ilimitada.

La vida humana, sin embargo, es finita y bien delimitada en el tiempo. De ninguna manera somos capaces de agotar todo el contenido existente.¡Además, no cabe ni mencionar que el mercado está en constante transformación!

Por eso, los conocimientos y los saberes que adquirimos en el pasado pueden simplemente no funcionar en el contexto actual.

Una de las formas de mantener la mente emprendedora siempre activa es el perfeccionamiento constante. Treinta minutos de estudio por día ya son más que suficientes para mantenerse al día con las mejores prácticas del mercado.

8. Evita los ambientes negativos

Nuestro comportamiento recibe la influencia constante del medio en el que estamos inmersos. Esto vale no solo para el trabajo, sino también para la familia, las amistades y otros ambientes.

Para que seamos capaces de reprogramar nuestro cerebro con la finalidad de desarrollar una mentalidad emprendedora, es importante evitar al máximo tanto los ambientes como las personas tóxicas.

Cuanto más nos rodeamos de personas positivas, que comparten los mismos objetivos y metas, mejor será nuestro comportamiento.

Somos animados a crecer en ambientes positivos, mientras que, en ambientes negativos, tendemos a permanecer parados o incluso a retroceder.

9. No hablar solo del trabajo

¡El tiempo de descanso se hizo para descansar! Nada de llevar el trabajo al ambiente de amistad, diversión y ocio.

Se trata de una postura que nos ayuda a delimitar las cosas. El trabajo es siempre importante, pero el ocio es igualmente necesario para que tengamos una vida más equilibrada.

Estar siempre pensando en el trabajo, los plazos y los compromisos puede acabar desgastándonos. Nos sobrecargamos y empezamos a ver trabajo en todo lugar.

¿Vas a hacer un viaje personal?

A menos que trabajes viajando, deja la computadora en casa. Lleva el celular en casos de urgencia, como cuando lo necesitas para responder un email o una llamada muy importante, pero evita al máximo llevar el trabajo contigo.

10. Toma sol regularmente

Tomar el sol es un tema problemático para algunas personas. Muchos evitan al máximo estar bajo los rayos solares, temiendo los efectos negativos causados ​​por la luz ultravioleta. El cáncer de piel está entre las complicaciones más observadas cuando hay una exposición continua al sol.

Este miedo se justifica, pero no todo es negativo cuando se trata del sol. Por el contrario, los rayos solares permiten al cuerpo producir vitamina D, importante para el organismo.

Lo que existen son los horarios adecuados para tomar el sol. Los expertos recomiendan el sol de la mañana y el sol del final de la tarde.

Nunca tomar el sol del mediodía es la regla general. Si necesitas salir en ese horario, haz uso del protector solar.

Independientemente de eso, recuerda que es importante tomar sol con frecuencia para garantizar la presencia de la vitamina D en el cuerpo. Sin hablar de que el sol tiene el poder de energizar el cuerpo, contribuyendo al desarrollo de la mente emprendedora.

11. Aprende algo nuevo todos los días

No todos los conocimientos existentes en el mundo demandan años para ser adquiridos. Hay miles de técnicas y saberes que se pueden dominar en el día a día.

Aunque sea una nueva palabra en un idioma extranjero o incluso en tu propia lengua, una estrategia de negocio o el uso de una nueva herramienta digital, es posible aprender algo nuevo todos los días.

12. Socializa

Mantén contacto con personas que son referencia en tu área de actuación. Crecer con la ayuda de quien ya es grande no es un error, sino una estrategia poderosa que forma parte de la mentalidad emprendedora.

Estudiar lo que los grandes nombres del mercado hicieron en sus caminos puede ser un gran referencial, aportando a la toma de decisiones y el cambio de pensamiento.

Más que simplemente conocer lo que hicieron estas personas, investiga el camino que ellas tomaron.

Es común que los grandes profesionales del mercado compartan consejos valiosos de emprendimiento. Este tipo de contenido puede y debe ser explotado al máximo por aquellos que desean alcanzar el mismo nivel de los profesionales de renombre.

13. Verifica tus metas

Reprogramar el cerebro es un proceso continuo que implica el empleo de estrategias científicamente comprobadas para el cambio de postura y pensamiento. Una de ellas es la repetición de las metas en voz alta.

Hacer de nuestros objetivos un mantra ayuda a fijar en el cerebro la urgencia de realizarlos.

14. Desarrolla proyectos extracurriculares

Los proyectos fuera de la dinámica laboral también conocidos como extracurriculares son más que un simple pasatiempo.

La mente humana fue creada para pensar de forma plural, en varios sentidos. Cuando pasamos mucho tiempo enfocados exclusivamente en un área o actividad, hacemos que nuestro cerebro pierda su potencial creativo.

La mejor manera de tener una mentalidad emprendedora es estimulando el cerebro a través de la realización de actividades extras.

Ellas no necesitan referirse a nuestro ámbito laboral. Al contrario, puede ser un proyecto completamente diverso, como el cultivo de nuestros talentos y habilidades. Lo importante es que nos haga bien y mantenga nuestra mente trabajando.

15. Escucha canciones estimulantes

A muchas personas les gusta trabajar con auriculares o escuchar música. Esto ayuda no solo a silenciar el ruido si se trabaja en un entorno con mucha interferencia sonora, sino que también puede ser una gran manera de mantenerse concentrado.

La música puede estimular el cuerpo, que responderá a esos estímulos con más disposición y ánimo a la hora de realizar ciertas actividades.

Sin embargo, ten cuidado con el tipo de música que escuchas. Si necesitas concentrarte más, busca estilos musicales que puedan ayudarte a mantener tu foco en una determinada tarea.

Hoy hay varias listas de reproducción ya preparadas para este propósito, con canciones que estimulan la concentración.

Reprograma tu mente y mira los resultados

La programación de la mente no es un proceso mágico. Como ya dijimos, exige tiempo y necesita ser estimulada a diarioe. Por lo tanto, aprende con estos consejos e intégralos a tu rutina.

Sabemos que el cambio de hábitos diarios y de posturas no es una cosa fácil, pero como ya lo has visto es posible reprogramar tu mente para que se convierta en una mente emprendedora.

Mira como lo hizo Ana Nieto, para ella el éxito como emprendedora significó un cambio total de vida en el que había que subir otras escaleras.

Sin embargo, recuerda que todo lo que te hemos mostrado aquí no sucederá de la noche a la mañana. Además, estas no son fórmulas mágicas. El mindset emprendedor solo puede ser alcanzado y desarrollado con esfuerzo personal.

¿Quieres más consejos para ayudarte a ser un mejor empresario? Mira nuestros consejos que te enseñan cómo salir de tu zona de confort, otra manera de autodesarrollarte.

Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables Muchos Negocios Rentables